Rosa y azul

¡Nos vamos de boda! En unos días, empiezo mis vacaciones para asistir a la boda de un familiar. Mi hermana y yo tenemos cada una una criatura de un año de edad, a quienes debemos vestir para el evento. Os comparto aquí cómo vive una madre feminista el shopping sexista que define la ropa para niños y niñas.

No me costó mucho tiempo elegir el conjunto para mi hijo. Al fin y al cabo, los hombres van en uniforme. Sí, en uniforme: traje de chaqueta con blusa. Todos, a nivel internacional. Las mujeres, en cambio, podemos vestir faldas, vestidos, pantalones o ir a lo Lady Gaga si nos da la gana con caparazón de pinchos. La realidad es que lo masculino como estereotipo encorseta. Los hombres, y por ende los niños, deben vestir la pluma heterosexual. Un hombre “de verdad” lleva traje a una boda. Al igual que una mujer “no es femenina” si se le ocurre ir con ese mismo traje a la boda. Pues bien, yo le compré el uniforme pertinente a mi hijo sin pensar mucho en esto y agradeciendo en parte lo fácil que era comprar para un varón cuando a mí me espanta ir de compras.

Encontrarle un vestido a mi sobrina, sin embargo, fue mucho más difícil. Todo lleno de tutús, tules, vestidos de princesa y colores pastelosos. Las niñas son socializadas para ser princesitas de cuento. No había manera de encontrar colores oscuros (¿cómo no iba yo a saber que esos colores son… “masculinos”?) o pantalones (¡machota!). Si le ponemos un vestidito de princesa a una niña estamos aceptando esa representación de la mujer como florero al que observar y cosificar por los otros porque hemos dejado fuera de la ecuación de esa decisión aspectos tan básicos como ¿estará cómoda la niña? ¿podrá jugar y bailar con semejante tutú?

Lo de que la ropa de niños y niñas es sexista es un hecho y todas las que somos madres feministas nos echamos las manos a la cabeza en las tiendas. Rosa y blanco para ellas vs. azul y gris para ellos; princesas, estrellitas y unicornios para ellas vs. dinosaurios, camiones y balones para ellos. Los dibujos de las camisetas delatan la segregación sexual en la socialización temprana. La ropa femenina, como he dicho anteriormente, es mucho más variada. Hay cientos de tipos de faldas, vestidos y pantalones, de todos los colores, con diferentes cortes, con diferentes tejidos, más altos, más cortos, con más vuelo, más tiesos,… Si podéis infiltraros en el armario de una pareja heterosexual, podréis comparar y ver que donde la mujer tiene pantalones de cortes diversos, alturas diferentes y materiales distintos, el hombre tiene los vaqueros, el chándal y el traje para las bodas. No hay más. La masculinidad achaca las vestimentas excéntricas con lo queer, con el travestismo, con la moda gay. Un hombre “de verdad” lleva traje.

Ahora, ¿cómo se combate esto? Siendo consciente de ese corset de la masculinidad que afectará inevitablemente la socialización de mi hijo, ¿qué le pongo si no es un traje de chaqueta? Porque la propuesta para romper con el molde de la feminidad es masculinizar la vestimenta. Si una niña se pone un traje de chaqueta no se cuestiona su orientación sexual como a un niño que se pone falda. Esa crianza en la heteronormatividad les empuja a repetir parámetros socialmente establecidos (los hombres no llevan vestidos) para que no se arremeta contra ellos. Violar las normas sociales de la masculinidad y de la feminidad tiene consecuencias en forma de burlas, sobre todo. Sueño con el día en que seamos libres de esas cadenas y que cada quien conforme su identidad en torno a sus impulsos vitales y a sus gustos.

One response to “Rosa y azul

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo marcado que está el estereotipo de la vestimenta desde bebés, ya no solo en cuanto a colores y estampados sino también en la manía de algunas marcas en sexualizar y aumentar la edad en la vestimenta de los niños. Por suerte, ya empieza a haber marcas que se rebelan y encuentras, pagando por ello, originalidad y prendas que definen más tu gusto y tus tendencias, porque no olvidemos que por ahora ellos no los tienen muy definidos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s